Crisálida Taller Psicomotriz

imagen alusiva a los signos de alarma en el desarrollo de los niños
Está en:

Signos de alarma en el desarrollo de los niños

El desarrollo es un proceso continuo; comienza con la concepción y se da de forma ordenada. Cada etapa representa un nivel de madurez con características muy singulares en cada área: sensorial, motora, comunicativa y cognitiva. A continuación se exponen los signos de alteración más significativos en cada momento cronológico, entre los o meses y los 7 años.

Recién nacido - 3 meses

A nivel sersorial
  • Irritabilidad o pasividad excesivas.
  • No tiene respuesta a estímulos visuales y/o auditivos (ausencia del reflejo acústico-facial)
  • Ausencia de  los reflejos: de succión, de búsqueda, prensión palmar, prensión plantar, de Galant, Moro.
A nivel motor
  • No realiza movimiento activo con sus piernas.
  • En posición boca abajo, no levanta su cabeza.
  • No puede dirigir su cabeza y sus manos hacia la línea media de su cuerpo.
A nivel comunicativo
  • No responde a la voz humana.
  • No fija su mirada en rostros.
A nivel cognitivo
  • No tiene sonrisa social.
  • No realiza seguimiento visual.
  • No muestra interés por juguetes de sonido o de colores.

 

3 - 6 meses

A nivel sersorial
  • Indiferencia: no llora o rie.
  • No extiende los brazos hacia el biberón.
  • Persiste la flexión en sus brazos.
  • No coge objetos; la prensión manual está ausente.
  • No evidencia coordinación viso-manual.
  • No tolera líquidos espesos.
  • No ingiere alimentos blandos
  • Pobre empatía
  • Híper excitabilidad.
  • Llanto persistente
A nivel motor
  • Postura asimétrica. Asimetría de los pliegues de tronco y miembros inferiores.
  • Tono muscular aumentado o disminuido.
  • Persistencia de movimientos distónicos en sus extremidades superiores y/o inferiores.
  • Presencia del reflejo tónico cervical asimétrico.
  • Ausencia de control de cabeza y tronco.
  •  No se apoya de manera simétrica sobre sus codos.
  • No se apoya sobre un solo codo, mientras busca alcanzar con su otro brazo un objeto de su agrado.
  • No realiza movimientos disociados entre su cabeza y su tronco, por ejemplo para tomar objetos lateralmente.
  • No hace movimientos con sus brazos simulando el patrón de nadar.
A nivel comunicativo
  • No usa los sonidos vocálicos /a/ y /o/
A nivel cognitivo
  • No explora objetos que tiene en sus manos: mirarlos y llevarlos a la boca.
  • No reconoce caras familiares (papá, mamá, hermanos).
  • Su atención es  intermitente.

 

6 a 9 meses

A nivel sersorial
  • No inicia pinza digital -movimientos de barrido con los pulpejos de los dedos-.
  • No pasa objetos de una mano a la otra.
  • Persiste reflejo de succión.
  • No toma de cuchara.
  • No remueve el alimento con el labio superior.
  • Ausencia del reflejo óptico-facial y reacción de paracaídas.
  • No bebe un sorbo en taza cuando se le sostiene.
  • No procesa alimentos triturados ni come alimentos semisólidos (a los 8 meses).
  • No se lleva el biberón a la boca (a los 8 meses)
A nivel motor
  • No realiza apoyo simétrico sobre sus dos manos, elevando completamente su abdomen de la superficie.
  • No gira sobre una superficie -pivotear-.
  • No se arrastra sobre sus codos.
  • No rola (colocarse boca-arriba o boca-abajo con independencia) .
  • No se mantiene de medio lado de manera independiente.
  • No se sostiene en posición sedente.
  • No adopta la posición cuadrúpeda.
  • Sus manos no logran coger sus pies en posición supina (boca arriba).
  • No logra llevar su pie a la boca con la rodilla extendida.
A nivel comunicativo
  • No balbucea.
  • No produce los sonidos consonánticos: m, p y g.
A nivel cognitivo
  • No muestra interés por explorar el medio que lo rodea manipulando objeto y juguetes.
  • A un no sigue  instrucciones sencillas como: toma, dame, ven, etc.
  • Ausencia del miedo al extraño.

 

9 a 12 meses

A nivel sersorial
  • Manipulación torpe de  los objetos.
  • No realiza pinza digital.
  • No tritura alimentos sólidos (a los 9 meses).
  • No hace alimentación digital -utilizando sus dedos- (a los 10 meses)
  • No sostiene la cuchara (a los 11 meses).
A nivel motor
  • No consigue sentarse por sí mismo.
  • No realiza patrón de gateo alterno y coordinado entre sus cuatro extremidades.
  • No juega en posición de rodillas.
  • Aún no inicia la bipedestación.
A nivel comunicativo  
A nivel cognitivo
  • No se interesa por jugar con niños o adultos.
  • No ha iniciado la imitación de gestos o ademanes sencillos Ej: “adiós”.
  • Se le dificulta recordar juegos sencillos que ha logrado en el pasado.
  • Le es difícil reconocer y señalar algunas partes del cuerpo: ojos, boca, manos.
  • Aun no entiende la dinámica de los juguetes causa y efecto.
  • No aparecen estrategias cognitivas para resolver problemas básicos.

 

12 a 18 meses

A nivel sersorial
  • Poco equilibrio. Sus reacciones protectivas - anteriores, laterales y posteriores- no son funcionales; son deficientes o están ausentes.
  • No saca piezas de un encajado.
  • No juega.
  • Dependencia de la madre, le cuesta separarse.
  • Es pasivo.
  • No toma líquidos con pitillo (a los 14 meses).
  • No toma solo de un tazón cuando este está medio lleno (a los 15 meses).
  • No tritura alimentos sólidos duros -pollo- (a los 18 meses).
A nivel motor
  • Piernas con extrema rigidez.
  • Aún no inicia marcha hacia adelante “marcha de oso”.
  • Dificultad para caminar libremente y hacer cambios de dirección.
A nivel comunicativo
  • No produce  mínimo 3 palabras, que pueden ser: mamá, papá, bebé, ya, no o teté.
  • No sigue instrucciones semi complejas como “abre la boca”, “dame la cuchara”, “trae los zapatos”.
A nivel cognitivo
  • No responde cuando se le llama por su nombre.
  • No ha comenzado a asociar objetos por forma y color
  • Le es difícil  realizar juegos con niños de su edad.
  • Presenta dificultad para manejar las nociones espaciales: arriba-abajo, dentro-fuera.
  • A un no identifica  partes del cuerpo en él y en otra persona.
  • Le es difícil permanecer atento a la lectura de un cuento corto.

 

18 meses - 2 años

A nivel sersorial
  • En ocasiones es irritable, obstinado, se molesta si lo rozan, o vive pidiendo que lo carguen.
  • No sostiene un vaso pequeño en una mano (a los 20 meses).
  • No maneja la cuchara con independencia y sin derramar (a los 2 años).
  • No expresa deseo de querer comer o rechazar el  alimento.
A nivel motor  
A nivel comunicativo
  • No produce aproximadamente 20 palabras.
  • No construye frases de dos palabras.
A nivel cognitivo
  • No responde cuando se le llama por su nombre.
  • No ha comenzado a asociar objetos por forma y color
  • Le es difícil  realizar juegos con niños de su edad.
  • Presenta dificultad para manejar las nociones espaciales: arriba-abajo, dentro-fuera.
  • A un no identifica  partes del cuerpo en él y en otra persona.
  • Le es difícil permanecer atento a la lectura de un cuento corto.

 

2 1/2 a 3 años

A nivel sersorial
  • Se molesta excesivamente ante los cambios (de planes o pasar de una actividad a otra, ser introducido en grupo de nuevos niños, ir a una fiesta).
  • No distingue entre la comida y el material que no es de comer.
  • No utiliza el tenedor para trinchar.
A nivel motor  
A nivel comunicativo
  • No emite 300 palabras.
  • No hace frases de 3 o 4 elementos. Ej: mamá dame pan. Mi tío tiene carro.
  • Le es difícil nombrar la acción que muestra una ilustración.
  • A un no reconoce animales y objetos por su sonido.
A nivel cognitivo
  • Le es difícil seguir instrucciones básicas para realizar una actividad.
  • No entiende la dinámica del juego simbólico, Ej: jugar al doctor.
  • Se le dificulta imitar movimientos y acciones propuestas en algunas canciones.
  • Presenta dificultad para arma un juguete de 4 piezas que encajan una dentro de la otra.
  • No agrupa, clasifica, ni asocia por color y forma.
  • No aparea una  figura geométrica con la ilustración de ésta.
  • Le es difícil comprender las reglas de un juego sencillo.

 

3 a 4 años

A nivel sersorial
  • Presenta importantes dificultades para aprender a coger un lápiz, usar unas tijeras, colorear, picar, y en general realizar las tareas propias del preescolar.
  • Se le dificulta armar un rompecabezas sencillo de 4 a 6 piezas.
A nivel motor
  • Aún no realiza apoyo sobre un solo pie (aproximadamente por 3 segundos).
  • Dificultades para subir y bajar escaleras alternando sus pies.
  • Aún no ha iniciado la ejecución de los patrones fundamentales de movimiento: patear, saltar, atrapar, lanzar, correr).
A nivel comunicativo
  • No articula claramente todos los fonemas, a excepción del fonema /r/.
  • Comprende y responde preguntas simples.
A nivel cognitivo
  • Le es difícil seguir las reglas de un juego en grupo dirigido por in adulto.
  • Aun no diferencia la noción entre grande y pequeño.
  • Se le dificulta describir sucesos o personajes de un programa de TV o de un cuento sencillo.
  • Aun no identifica los colores primarios (amarillo, azul, rojo) y secundarios (verde, morado, naranja).
  • Le es difícil identificar los tres primeros dígitos y realizar conteo.
  • No le es fácil clasificar objetos por categorías.

 

4 a 5 años

A nivel sersorial
  • El niño se ve y se siente diferente a la mayoría de sus compañeros.
A nivel motor  
A nivel comunicativo
  • No presta atención a cuentos cortos y no contesta preguntas simples sobre los mismos.
A nivel cognitivo
  • Le es difícil establecer semejanzas y diferencias de los objetos entre sí.
  • Aun no identifica los números dígitos.
  • Presenta dificultad para asociar los números dígitos con la cantidad correcta de elementos.
  • No identifica las vocales.
  • No reconoce el color de objetos que se le nombran.
  • No reconoce las figuras geométricas básicas: circulo, cuadrado y triangulo.
  • Aun no inicia imitación de trazos como figuras geométricas básicas.
  • Aun no comienza a dibujar el cuerpo humano
  • Se le dificulta seguir instrucciones colocando  objetos detrás, al lado, junto, cerca, lejos.
  • Presenta dificultad para manejar  cuantificadores (lleno - vació, más - menos, muchos - pocos)
  • No clasifica ni asocia objetos relacionados con una acción o actividad (Ej: objetos que se usan para comer, para vestirse, etc.)

 

5 a 6 años

A nivel sersorial
  • Es incapaz de jugar, de amarrarse los zapatos, de vestirse, de comer apropiadamente.
  • Se defiende de los juegos y actividades que lo ponen en situaciones poco exitosas y puede evitar juguetes que impliquen mucha manipulación.
  • No esparce alimentos (Ej: mantequilla) con el cuchillo sobre una tostada.
A nivel motor  
A nivel comunicativo
  • No tiene oraciones de más de 6 palabras.
  • No tiene un vocabulario de 2.000 palabras.
A nivel cognitivo
  • Presenta dificultad para contar objetos uno a uno hasta 20 asociándolos con la cantidad.
  • Se le dificulta formar secuencias numéricas.
  • Le es difícil realizar operaciones sencillas de suma y resta.
  • No le es fácil identificar y/o nominar las letras del alfabeto.
  • Aun no ha iniciado su proceso lecto-escrito.
  • No le es fácil nombrar los días de la semana en orden.
  • No ordena objetos siguiendo una secuencia: grande-pequeño, largo- corto, amarillo- azul- rojo.
  • No identifica si un elemento pertenece o no a un conjunto.
  • Le es difícil comprender y explicar las reglas de un juego grupal.

 

6 a 7 años

A nivel sersorial
  • No sabe  intercambiar el cuchillo y el tenedor para cortar la carne.
A nivel motor  
A nivel comunicativo
  • No define objetos por su uso.
  • No puede decir de qué están hechos los objetos.
  • Puede aprender el lenguaje en forma lenta y tener un vocabulario limitado
  • Puede pronunciar mal las palabras o usar una palabra incorrecta que suena similar.
  • Puede tener dificultades en seguir instrucciones. Puede tener problemas en organizar lo que él o ella desea decir o no puede pensar en la palabra que necesita para escribir o conversar (anomalías físicas y dificultades de comunicación).
A nivel cognitivo
  • Puede tener una letra desordenada.
  • Puede tener problemas en aprender el alfabeto, hacer rimar las palabras o conectar las letras con sus sonidos;
  • Puede cometer errores al leer en voz alta, repite o se detiene a menudo.
  • Puede no comprender lo que lee.
  • Puede tener dificultades para deletrear palabras.
  • Le es difícil expresar sus ideas por escrito.
  • Puede tener dificultades en recordar los sonidos de las letras o escuchar pequeñas diferencias entre las palabras.
  • Le es difícil comprender bromas, historietas cómicas ilustradas, y sarcasmo.
  • Puede no seguir las reglas sociales de la conversación, tales como tomar turnos, y puede acercarse demasiado a la persona que le escucha.
  • No sabe la dirección de su casa.
  • Puede confundir los símbolos matemáticos y leer mal los números.
  • Puede no poder repetir un cuento en orden (lo que ocurrió primero, segundo, tercero); o puede no saber dónde comenzar una tarea o cómo seguir desde allí.

 

Cl 121 No. 71A - 34 Tel: 643 3707 Telefax: 617 9213 Bogotá, Colombia taller_crisalida@hotmail.com

sigamos en contacto
vigilado Supersalud